prensa

Relaciones Institucionales
y Comunicación

Nucleoeléctrica continúa con la implementación  de medidas de prevención ante la pandemia de COVID-19
Empresa / 28 Abr, 2020

Nucleoeléctrica continúa con la implementación de medidas de prevención ante la pandemia de COVID-19

Nucleoeléctrica Argentina continúa con la implementación de estrictas medidas de prevención ante la pandemia de coronavirus (COVID-19), para proteger la salud del personal de la empresa y mantener la operación segura y confiable de sus centrales nucleares Atucha I-II y Embalse.

La compañía sigue adelante con el programa de guardias mínimas presenciales y rotativas en los puestos que se requieren en las plantas, mientras que el resto del personal trabaja de manera remota desde sus domicilios. Ambas medidas se tomaron con el fin de reducir el contacto entre los trabajadores.
 
Con el objetivo de fortalecer su preparación ante este escenario, Nucleoeléctrica desarrolló un Protocolo de Higiene y Salud para el tratamiento de la actual situación sanitaria que detalla todos los procesos relativos a las medidas de prevención, teniendo en cuenta las distintas fases de la pandemia.
 
Asimismo, confeccionó un protocolo que describe las medidas preventivas para los proveedores que deban ingresar a las instalaciones o descargar materiales.
 
Por otra parte, desde el inicio de la pandemia se conformó un comité de profesionales que se reúne periódicamente para analizar el tema, seguir la evolución de la situación y tomar las decisiones necesarias para que los empleados puedan cumplir sus funciones de forma segura.
 
El Protocolo de Higiene y Salud establece medidas de prevención generales relacionadas por ejemplo al transporte, las capacitaciones y las reuniones. El documento también detalla la normativa específica para el personal que trabaja en las centrales nucleares, y define una metodología particular para quienes se desempeñan en las áreas de Operación y Seguridad Física.
 
El documento abarca rigurosas medidas de limpieza en los lugares de trabajo, así como en los vestuarios y en el servicio de comedor que se realiza a través de viandas.
 
Siguiendo estas instrucciones, se recomienda a los empleados el traslado en vehículos particulares. Antes de ingresar a las plantas se deben medir la temperatura, lavarse las manos y limpiarse las suelas de los zapatos. Además, deben mantener la distancia al ingreso y egreso de la instalación.
 
Para poder medir de forma rápida la temperatura corporal al personal que asiste a las plantas, la empresa compró termómetros infrarrojos.
 
Dentro de las centrales, se incrementó la periodicidad de la limpieza, desinfección y ventilación. Los trabajadores deben mantener la distancia de más de un metro y usar elementos de protección personal.
 
El acceso a las salas de control se encuentra restringido exclusivamente al personal que debe desempeñarse allí.
 
En caso de que un empleado o un familiar conviviente presente síntomas compatibles con coronavirus se debe comunicar con el servicio médico de la empresa, avisar telefónicamente a la autoridad sanitaria local y no concurrir a su puesto de trabajo. También se definieron salas de aislamiento en caso que alguien presente síntomas dentro del ámbito laboral.
 
Como medida adicional, los trabajadores que ingresan a las plantas deben completar una “hoja de ruta”. Se trata de una planilla en la que dejan registro de los lugares en los que estuvieron y personas con las que tomaron contacto en el día.
 
El servicio médico de la empresa sigue de cerca la salud del personal y se implementa también un plan de comunicación y difusión de  las medidas.
 
Asimismo, teniendo en cuenta que el aislamiento obligatorio afecta a cada persona de manera diferente, se habilitó un canal de atención profesional por whatsapp para atender consultas vinculadas a cualquier problemática emocional que pueda surgir en los trabajadores por esta situación.
 
En cuanto a los proveedores, si bien se apunta a reducir al mínimo su ingreso, se tomaron medidas preventivas para los casos en que sea indispensable su recepción.
 
Los proveedores deben completar una declaración jurada de salud y seguir el protocolo con medidas de prevención.
 
Paralelamente, se extrema la desinfección de los espacios donde se reciben proveedores o se descargan materiales, esto incluye herramientas, equipos de trabajo y transporte.
 
Se promueve que los proveedores no bajen de sus vehículos. En caso que deban hacerlo tienen que permanecer en un área designada y seguir las medidas de higiene que se les indiquen como lavado de manos, limpieza de suelas de zapatos y distanciamiento.
 
De esta forma, Nucleoeléctrica cuida a todos los que directa o indirectamente forman parte de esta compañía.
 

Volver

Noticias relacionadas