prensa

Relaciones Institucionales
y Comunicación

Las centrales nucleares argentinas operan bajo estrictas medidas de prevención ante la pandemia de COVID-19
Empresa / 16 Jul, 2020

Las centrales nucleares argentinas operan bajo estrictas medidas de prevención ante la pandemia de COVID-19

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19 y del aislamiento social preventivo y obligatorio, Nucleoeléctrica Argentina implementa estrictas medidas de prevención con el objetivo de proteger la salud de sus trabajadores y garantizar la operación segura de las tres centrales nucleares argentinas.

Frente a la pandemia de COVID-19, Nucleoeléctrica Argentina continúa implementando medidas de prevención en el Complejo Nuclear Atucha, situado en la localidad bonaerense de Lima, y en la Central Nuclear Embalse, ubicada en Embalse, provincia de Córdoba.

 

El Directorio de Nucleoeléctrica destacó que "durante estos más de 100 días de aislamiento preventivo y obligatorio, la empresa incrementó sus esfuerzos para seguir entregando energía limpia y segura para millones de argentinos, cuidando siempre la salud y la integridad de sus trabajadores” y reconoció que “esto es gracias al plantel de la empresa que trabaja todos los días para mantener a las tres centrales en operación aún en este contexto”.

 

Las plantas son operadas con personal reducido de acuerdo a las necesidades, mientras que el resto del personal trabaja de manera remota desde sus domicilios. Ambas medidas se tomaron con el fin de minimizar el contacto entre los empleados. 

 

Asimismo, se conformó un grupo de trabajo específico para la pandemia, dedicado al análisis periódico de las medidas de protección, como también del seguimiento de la evolución de la situación.

 

Además, se desarrolló un Protocolo de Higiene y Salud que establece, entre otras medidas, el incremento de la limpieza y desinfección en los puestos de trabajo, como así también en las áreas comunes de las centrales. La empresa estableció canales de asistencia social y psicológica para la contención de los trabajadores.

 

El documento detalla la normativa específica para el personal que trabaja en las centrales nucleares. Antes de ingresar a las plantas, los trabajadores se deben medir la temperatura y pasar por cámaras termográficas y desinfectar sus manos y suelas de los zapatos. Además, deben utilizar elementos de protección personal y mantener la distancia mínima de más dos metros al ingreso y egreso de la instalación, como también durante su jornada laboral.

Como medida adicional, los trabajadores que ingresan a las plantas deben completar una hoja de ruta. Se trata de una planilla en la que dejan registro de los lugares en los que estuvieron y personas con las que tomaron contacto cercano en el día. A su vez, el acceso a las salas de control de las plantas se encuentra restringido exclusivamente al personal que debe desempeñarse allí. 

 

También, se confeccionó un protocolo que describe las medidas preventivas para los proveedores y las empresas contratistas que deban ingresar a las instalaciones o descargar materiales, entre las que se encuentra la confección de una hoja de ruta y una declaración jurada de salud antes de ingresar.


El Protocolo de Higiene y Salud también establece medidas de prevención generales relacionadas por ejemplo al transporte, las capacitaciones y las reuniones, y ya se difundió un video con todas las medidas de prevención para el personal que se reincorpora a la planta.  
 
En caso de que un empleado o un familiar conviviente presente síntomas compatibles con coronavirus se debe comunicar con el servicio médico de la empresa, avisar telefónicamente a la autoridad sanitaria local y no concurrir a su puesto de trabajo. También se definieron salas de aislamiento en caso que alguien presente síntomas dentro del ámbito laboral.
 
El servicio médico de la empresa sigue de cerca la salud del personal y se implementa también un plan de comunicación y difusión de las medidas. 

Además, a través de comunicaciones periódicas, Nucleoeléctrica mantiene al tanto a las comunidades vecinas a las centrales sobre los casos de COVID-19 que se detectaron en la empresa. 
 
De esta manera, Nucleoeléctrica Argentina sigue cuidando a sus trabajadores y a las localidades que rodean a las plantas, asegurando la generación eléctrica como servicio público esencial. 

 

Volver

Noticias relacionadas