RESPETANDO
NUESTRO ENTORNO

Nucleoeléctrica trabaja decididamente para evitar la emisión a la atmósfera de dióxido de carbono (CO2). En este sentido, la energía nuclear es esencial, no solo porque garantiza el suministro eléctrico, sino porque contribuye al cumplimiento del Protocolo de Kyoto por su competitividad y por la reducción de emisiones de CO2, uno de los principales problemas ambientales en el mundo.

La amenaza del calentamiento global y del cambio climático, unido al incremento de la demanda de electricidad y al precio de los productos petrolíferos, hacen que la energía nuclear resulte fundamental.

Es una fuente energética limpia, ya que no genera gases ni partículas causantes del efecto invernadero.

boton

CERTIFICADO DE
GESTIÓN AMBIENTAL

icono

Nucleoeléctrica Argentina ha implementado un sistema de Gestión Ambiental que ha sido certificado según la norma ISO 14001. Las centrales nucleares respetan el medio ambiente al no emitir gases contaminantes a la atmósfera, responsables del preocupante cambio climático.

Descargar
Certificado Nucleoeléctrica Argentina S.A.

CERTIFICADO DE
GESTIÓN AMBIENTAL

Nucleoeléctrica Argentina ha implementado un sistema de Gestión Ambiental que ha sido certificado según la norma ISO 14001. Las centrales nucleares respetan el medio ambiente al no emitir gases contaminantes a la atmósfera, responsables del preocupante cambio climático.

Descargar
Certificado Nucleoeléctrica Argentina S.A.

POLÍTICA AMBIENTAL


La empresa está dedicada a la generación de energía eléctrica en la Central Nuclear Atucha I y en la Central Nuclear Atucha II, y a la generación de energía eléctrica y producción de Cobalto 60 en la Central Nuclear Embalse.

Realiza actividades relacionadas con el Proyecto Extensión de Vida de la Central Nuclear Embalse; con el Proyecto de la IV Central, y con la Dirección Técnica y Administrativa en su Sede Central,

Nucleoeléctrica Argentina manifiesta y asume la siguiente Política Ambiental:

icono

Realizar un esfuerzo continuo para prevenir la contaminación, haciendo uso racional de la energía y los recursos naturales.

icono

Adaptar continuamente la gestión ambiental a la normativa aplicable a las distintas instalaciones y actividades de la empresa.

icono

Promover la capacitación del personal en el cuidado del ambiente de modo que sea consciente de las consecuencias de sus tareas en la seguridad y el ambiente.

icono

Favorecer la comunicación interna y externa, e informar a los clientes y al público en general sobre los beneficios de la opción nuclear.

icono

Considerar los riesgos potenciales de los nuevos proyectos y minimizar los impactos ambientales durante su ejecución.

icono

Optimizar nuestro desempeño ambiental a través de la evaluación sistemática y periódica de la gestión ambiental.

ENERGÍA SEGURA
PARA EL FUTURO

dropdown

ENERGÍA SEGURA
PARA EL FUTURO

Las centrales nucleares argentinas, Atucha I, Atucha II y Embalse, respetan el medio ambiente al evitar la emisión de la atmósfera de CO2, uno de los principales problemas ambientales del mundo.

Además, las centrales nucleares no tienen dependencia de factores estacionales o climáticos y pueden ser instaladas cerca de los centros de consumo. El combustible que se utiliza, el uranio, es abundante en la naturaleza y no tiene otra aplicación.

Las plantas de energía nuclear están sujetas a un estricto control reglamentario difícil de igualar por otras actividades industriales. Este marco institucional contempla todas y cada una de las fases que componen el ciclo de producción, así como la protección de los trabajadores de la central y del público en general, y el desmantelamiento de la planta al final de su vida útil.

icono

LA RESERVA
CAUSACHI

leer +
arreglo

LA RESERVA
CAUSACHI

La Reserva Causachi es un emprendimiento de la Central Nuclear Embalse. Está situada a 4 km de la ciudad de Embalse. Este proyecto permite integrar la empresa productora de energía con la comunidad que la cobija, y oficiar como espacio de conservación de especies autóctonas.

Nacido en 1996, el proyecto registra muy pocos antecedentes en el ámbito de plantas nucleares del mundo. "Causachi" significa "fomentar la vida" en el dialecto Quechua.

La reserva puede ser apreciada desde unos miradores diseñados y construidos por la Central Nuclear. Todos los años, es visitada por jardines de infantes y escuelas primarias de la zona, reforzando así el gran compromiso que Nucleoeléctrica tiene con el medio ambiente y la comunidad en conjunto.

icono

NO EMITE
GASES CO2

leer +
arreglo

NO EMITE
GASES CO2

Nucleoeléctrica Argentina se preocupa de forma consciente y decidida en optimizar el desempeño ambiental a través de la evaluación sistemática y periódica de su gestión. En tal sentido, las centrales nucleares que componen la firma no emiten dióxido de carbono (CO2) ni otros gases que contribuyen al efecto invernadero, así como tampoco cuentan con dependencia de factores estacionales o climáticos y pueden ser instaladas relativamente cerca de los centros de consumo.

¿Qué es el CO2? Uno de los impactos que el uso de combustibles fósiles, tanto para la generación de energía eléctrica como en los automóviles, ha producido sobre el medio ambiente es el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera.

El efecto neto de los incrementos del CO2 podría ser un aumento global de la temperatura de la Tierra, estimado en 2 a 6 °C en los próximos 100 años. Un calentamiento de esta magnitud alteraría el clima en todo el mundo; afectaría a las cosechas; crecerían los grandes desiertos, y haría que el nivel del mar subiera por la fusión de los hielos polares.

El impacto ambiental por el uso de combustibles fósiles ha sido tema de discusión en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente en Río de Janeiro en 1992 (Eco­92) y la Conferencia Internacional reunida en Kyoto en 1997. En esta última se fijó como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono a los valores de 1990.

CONOCÉ NUESTRAS CENTRALES