Central Nuclear Atucha I

La Central Nuclear Atucha I aporta energía a la Argentina desde 1974 y es la primera central nuclear de América Latina. Está situada a 100 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la localidad de Lima, partido de Zárate.

Actualmente cuenta con una potencia eléctrica bruta de 362 MW y emplea como combustible mezcla de uranio natural (0,72%) y uranio levemente enriquecido al 0,85%.

La Central es refrigerada y moderada con agua pesada (D20), y pertenece al tipo de reactores PHWR - reactor presurizado de agua pesada -. El principal constructor fue la empresa alemana Siemens AG.

El núcleo del reactor está compuesto por 252 posiciones con canales refrigerantes. Dentro de cada uno de ellos, se alojan los elementos combustibles en forma de pastillas de dióxido de uranio (UO2) sinterizadas.

La Central Nuclear Atucha I ha permitido un importante ahorro de recursos naturales con menor impacto ambiental, evitando la destrucción de la capa de ozono, el calentamiento de la atmósfera y la lluvia ácida.

En el mismo complejo nuclear se encuentra también la Central Nuclear Atucha II de 745 MW.

362 Mw.

icono




La primera central de América Latina

Tipo de reactor: Recipiente de presión SIEMENS.

Cuenta con una potencia eléctrica bruta de 362 MW y emplea uranio levemente enriquecido (0.85%) como combustible.

La Central
Y la gente

dropdown

La Central
Y la gente

Desde el inicio mismo de la construcción de la Central en 1968, la integración con la comunidad fue una preocupación constante.
Desde entonces, llevamos un amplio programa de relaciones con la comunidad traducido en beneficios directos para las localidades vecinas:

  • Promoción de la educación

  • Promoción de eventos deportivos

  • Promoción de la cultura

  • Desarrollo de infraestructura urbana

Acompañando los sueños de la comunidad, Nucleoeléctrica Argentina encaró permanentemente obras e inversiones para mejorar la infraestructura comunitaria. Una dotación de 300 operarios y profesionales estuvieron abocados a la realización de trabajos y proyectos sobre los espacios públicos.

Uno de ellos concierne a la restauración, refuncionalización y puesta en valor de la estación de trenes que construyera en el pasado el ex Ferrocarril Central Argentino y que desde 1948 pasó a integrar el ex Ferrocarril Nacional General Mitre. Si bien no está contemplado aún que el tren que realiza el trayecto Retiro – Rosario se detenga en esta estación,

la puesta en valor de las instalaciones y las iniciativas que esta obra pueda inspirar podría animar a que Lima sea una parada obligada para el servicio actual de pasajeros.

Todas esas obras y equipamientos realzarán el atractivo de una zona en la que existe una vieja arboleda aledaña a la estación, que compone un espacio verde que tiene una superficie de 200 metros de ancho por 500 metros de largo.

Estas tareas se suman a otras obras que tienen como fin el fortalecimiento del tejido urbano. En este sentido se construyeron cordones de cunetas y sumideros para desagües pluviales a fin de superar una de las principales deficiencias de Lima. También se amplió la red cloacal domiciliaria, y se construyeron veredas y senderos.

Además, se realizaron colaboraciones a través de la entrega de materiales didácticos y de construcción, así como mediante la donación de equipamiento para instituciones locales, entre las que se encuentran escuelas, cuarteles de bomberos, parroquias, clubs, centros de jubilados y de salud. Entre ellos se destaca el fortalecimiento institucional del Lima Futbol Club.

icono

Medio
Ambiente

leer +
arreglo

Medio
Ambiente

La Central Nuclear Atucha I ha permitido un importante ahorro de recursos naturales con menor impacto ambiental, colaborando en el cuidado de la capa de ozono y evitando el calentamiento de la atmósfera y la lluvia ácida.

Se necesitaría un bosque de 250.000 hectáreas para neutralizar el efecto del dióxido de carbono (CO2) producido por una central térmica de igual potencia.

La Central goza de una particularidad que pone de manifiesto el interés por la conservación del medio ambiente, como también la iniciativa de seguir manteniendo lazos con la simbología histórica de la ciencia: La Central tiene en su predio un manzano derivado del mítico árbol de Sir Isaac Newton, que lo habría ayudado a descubrir su teoría de la gravedad.

La historia del ejemplar comenzó cuando un ex gerente de la central, Miguel Joseph, inició gestiones ante el Centro Atómico Bariloche, donde había otro manzano proveniente del árbol de Newton, para conseguir los gajos que luego se plantaron en la Central Nuclear Atucha I.

El manzano original se encontraba en los jardines de Woolsthorpe Manor, Inglaterra. Desde allí se repartieron varios retoños por todo el mundo.

Luego de un pedido del por entonces presidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica, Carlos Castro Madero, en 1980 llegó a la Argentina el manzano que hoy vive en la Central Nuclear Atucha I.

icono

¿Sabías?

No genera gases de
efecto invernadero.

leer +
arreglo

No genera gases de efecto invernadero

Nucleoeléctrica Argentina se preocupa de forma consciente y decidida en optimizar el desempeño ambiental a través de la evaluación sistemática y periódica de su gestión.

La Central Nuclear Atucha I no emite dióxido de carbono (CO2) ni otros gases que contribuyen al efecto invernadero, así como tampoco cuenta con dependencia de factores estacionales o climáticos y puede ser instalada relativamente cerca de los centros de consumo.

La empresa trabaja desde hace años por la protección y el cuidado del medio ambiente, en base a su Política de Medio Ambiente y la normativa vigente. En este sentido, implementa un sistema de gestión ambiental que ha sido certificado según la norma ISO 14001.

Medio Ambiente
  • nucleoelectrcia argentina es

    energía segura

    drop
  • Seguridad en las Centrales

    En el reactor de la Central Nuclear Atucha I se utiliza una mezcla de uranio natural con uranio-235 al 0.85%. La medida de combustible que se emplea, y el estado en el que se encuentra el uranio (normalmente en forma de óxido, no metal), imposibilitan una explosión atómica.

    Entre los sistemas que constituyen la Central y el ambiente exterior existen múltiples barreras para impedir la liberación de material radiactivo.

    El uranio utilizado como combustible está contenido en pastillas cerámicas de alta resistencia.

    Todos los sistemas de seguridad de la Central están diseñados, operados y mantenidos en perfecto estado de funcionamiento, con criterios muy rigurosos para cumplir con los principios de seguridad.

    Principales medidas de seguridad:

    • Barras de control.

    • Inyección de Boro de alta presión en el núcleo del reactor.

    • Inundación con agua común, de alta presión y baja presión.

    • Segundo sumidero de calor.

    • Grupos electrógenos de emergencia.

    Leer más Sobre Seguridad

¿querés visitar
esta central?

Nos encantaría que conozcas la Central. Podés visitarnos con tu colegio o institución en cualquier fecha del año.

Vení a visitarnos
separador

SUMATE AHORA
AL EQUIPO

En Nucleoeléctrica Argentina nos preocupamos por la formación de futuros profesionales. Sumate ya a nuestro equipo de trabajo.

Ver puestos Disponibles

CONOCÉ NUESTRAS CENTRALES